https://1.bp.blogspot.com/-HxFqLdsrFa0/X37MOo6x_ZI/AAAAAAAABs0/Fr1-Wr9UTM0hXRjriqXyWpO6HscVqv5TgCLcBGAsYHQ/s1200/prtext%2Bperu%2Bdebut%2B%25281%2529.jpg

"UN MOUNSTRUO VIENE A VERME" :LA FORMA ONÍRICA DE VENCER AL MIEDO

 










De jueves a domingo hasta el 10 de diciembre está en temporada en el teatro Británico Un monstruo viene a verme, obra dirigida por Nishme Súmar, y dirección adjunta de Verónica Garrido Lecca, basada en la novela homónima de Patrick Ness, inspirada en la idea original de Siobhan Dowd y adaptada por Sally Cookson y Adam Peck.

 


Actúan: Mario Cortijo, Marcello Rivera, Ana Cecilia Natteri, Fiorella de Ferrari, Sebastián Rubio, Brayan Pinto, Daniela Zea, Beatriz Heredia y Eduardo Pinillos.

Connor, interpretado por Mario Cortijo, la está pasando mal. Su madre tiene una enfermedad muy grave, no se lleva bien con su abuela, su padre se ha mudado al otro lado del Atlántico y en el colegio lo tratan como saco de boxeo. 

Sumado a eso, un monstruo lo visita en sueños siete minutos después de la medianoche todos los días y le plantea un reto que no cree que sea posible de superar: contar una historia. Y este es el disparador para que el joven Connor se convierta en nuestro pequeño héroe, el que va evolucionando y creciendo a través de las etapas de la enfermedad de su madre. 

Pero, además, tiene que crecer y enfrentar los retos que lo confrontan con respecto a su padre y su abuela, dos figuras que, entre la ausencia y la presencia molesta, son inevitables, como las pesadillas que tiene con un árbol ancestral, un tejo interpretado por Marcello Rivera.

Alrededor de estos dos personajes, el Tejo y Connor, se desarrolla lo más interesante de la historia. El árbol aparece en sus sueños para insuflarle valor a un temeroso Connor que no es capaz siquiera de hacer frente a los abusadores que tiene en el colegio. Dentro de este grupo destaca la interpretación de Brayan Pinto como el cabecilla. 

Nishme Súmar hace un planteamiento escénico que se centra en el movimiento y en lo lúdico. El coro de actores y los protagonistas están en constante movimiento con coreografías que dan sentido a las pesadillas de Connor y que le dan al montaje frescura y dinamismo que terminan de darle el ambiente onírico a esta obra.

En un primer momento pensé al monstruo como una metáfora sobre la muerte, pero luego la puesta en escena me va sacando de esa fácil asociación y me lleva en una dirección distinta. Se trata más bien del camino que todo héroe tiene que seguir: empezar el camino que el destino le plantea aunque antes lo haya rechazado, caminarlo, fracasar en él, levantarse y seguir a pesar de los obstáculos y llegar al conocimiento que el final del recorrido le ofrece.

Connor completa ese recorrido y con dolor acepta que esa pesadilla recurrente le está advirtiendo de que no debe esconderse más tiempo de la verdad. En el transcurso, él recibe la ayuda del tejo para sobreponerse también a sus abusadores, aunque Connor le reclame que en verdad él quería que lo ayudara con la salud de su mamá. Pero para saber más o entender lo que pasa en esta fantástica historia, debes ir a ver esta tierna obra.

Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget